martes, 25 de mayo de 2010

MOTIVACIÓN PARA LA LECTURA

Leer es una de las más efectivas actividades de aprendizaje y entretinimiento, desarrolla la imaginación y permite aumentar las posibilidades de desenvolverse mejor en el mundo que nos rodea.


Este proceso de desarrollo cognitivo puede generarse en los primeros años de vida, pues aunque los niños y niñas no tengan herramientas para leer, la transmisión de relatos por via oral fomenta su imaginación, comprensión y forma de relacionarse con el mundo. Leerles cuentos o una historia, acercarlos al libro como objeto cotidiano, crear o mantener una biblioteca en el hogar, llevarlos a librerías y principalmente, involucrarlos en la lectura, mostrándoles detalles, palabras e ilustraciones aumentarán las posibilidades de ser posibles lectores.



Desde los dos hasta los cinco años los niños y niñas cuidan su contacto con el objeto libro. Por eso es fundamental que lo hagan en un entorno de afecto y de agrado por la palabra, ya que en esta etapa se deben potenciar las costumbres sobre el cuidado de los libros y, de intencionar el momento de la lectura como algo agradable, tanto como jugar con juguetes. Para "jugar a leer" es importante que a los libros se les dedique el mismo espacio e importancia jerárquica que a los juguetes: ambos pueden ir de la mano.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada